EL DERECHO DE PROPIEDAD TITULADA NO PRESCRIBE JAMÁS

EL DERECHO SOBRE LA PROPIEDAD TITULADA NO PRESCRIBE JAMÁS CONFORME LO ESTIPULAN LAS LEYES JURISDICCIONALES EN LAS MAYORÍAS DE LAS NACIONES DE LA TIERRA, AÚN EN LAS NACIONES COMUNISTAS, O EN LAS QUE GOBIERNAN REINOS SEMIS-FEUDALES.
 
ESTO ES ASÍ PORQUE AUNQUE ESTAS NACIONES HAN ABOLIDO LA PROPIEDAD PRIVADA, CONCENTRANDO DICHOS DERECHOS EN EL ESTADO, EL ESTADO MISMO NO PUEDE NEGAR LA EXISTENCIA DE TALES DERECHOS, PUES DICHOS DERECHOS DE PROPIEDAD SON LOS QUE SOSTIENEN LA EXISTENCIA DE DICHAS NACIONES; DE OTRA MANERA CUALQUIER NACIÓN PODRÍA APODERARSE DE LOS TERRITORIOS DE DICHAS NACIONES COMUNISTAS O SEMIS-FEUDALES, CUYOS GOBIERNOS NIEGAN LA PROPIEDAD PRIVADA AL INDIVIDUO, PERO TIENEN CENTRADOS DICHOS DERECHOS EN EL PROPIO ESTADO.
 
POR LO TANTO, LES PIDO QUE NO CONFUNDAN EL DERECHO SOBRE LA PROPIEDAD TITULADA CON EL DERECHO SOBRE LA PROPIEDAD PRIVADA, CUYA TITULACIÓN QUE SALVAGUARDA SUS DERECHOS TAMPOCO PRESCRIBE EN LAS NACIONES DONDE PREDOMINA EL GOBIERNO DE UNA SOCIEDAD ABIERTA.
 
POR CUANTO EL DERECHO SOBRE LA PROPIEDAD TITULADA ES LA BASE DE LA PROPIA EXISTENCIA DE LAS NACIONES, EN SUS DESLINDES GEOGRÁFICOS Y POLÍTICOS, LOS CUALES SE ENCUENTRAN ENMARCADOS EN SUS CONSTITUCIONES, O CARTAS MAGNAS. EL QUERER DESCONOCER DICHOS DERECHOS A OTRAS NACIONES, ES CONSTITUIRSE EN VIOLADORES DE DICHOS DERECHOS E INVASORES DE LOS TERRITORIOS DE ESAS OTRAS NACIONES.
 
LA EXISTENCIA DE ISRAEL COMO ESTADO, O NACIÓN, SE REMONTA A UNOS CUATRO MIL AÑOS MÁS O MENOS, SUS DERECHOS SOBRE LA PROPIEDAD LES FUERON OTORGADOS POR EL MISMÍSIMO DUEÑO DE ESAS TIERRAS. EL TÍTULO DE PROPIEDAD SOBRE TODO EL TERRITORIO DE ISRAEL QUEDÓ ENMARCADO EN EL LIBRO DE LA LEY, Y EN LOS OTROS CUATROS LIBROS QUE COMPONEN EL PENTATEUCO.
 
AUNQUE EL ESTADO BINARIO DE ISRAEL FUE SECUESTRADO POR EL IMPERIO ROMANO, POR CUANTO ISRAEL FUE LLEVADO AL DESTIERRO Y SUS HIJOS FUERON DISEMINADO POR CASI TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA, LO CIERTO ES QUE SU DADOR, EL CUAL ES DIOS Y DUEÑO DE TODO, JAMÁS HIZO UNA REVOCACIÓN DE DICHOS DERECHOS TITULARES, PARA DEJAR SIN NADA A LOS DESCENDIENTES DE SU SIERVO ABRAHAAM, A QUIEN LE HABÍA JURADO DAR POR TENENCIA INDEFINIDA Y PARA SIEMPRE TODA LA TIERRA QUE HABÍAN PISADO LOS PIES DE SU SIERVO, Y OTRAS TIERRAS MÁS. AL CONTRARIO, DIOS TAMBIÉN PROMETIÓ RESTAURAR A LA DESCENDENCIA ISRAELITA DE SU SIERVO ABRAHAAM HACIÉNDOLA UNA SOLA NACIÓN CON UN SOLO GOBERNANTE EN EL TIEMPO DEL FIN.
 
POR LO TANTO, POR CUANTO EL DERECHO DE PROPIEDAD TITULADA CONCEDIDA POR EL DUEÑO Y SEÑOR VERDADERO A LOS HIJOS DE ISRAEL JAMÁS PRESCRIBE, TODOS LOS QUE ESTÉN OCUPANDO LOS TERRENOS DE LOS HIJOS DE ISRAEL, SON EN REALIDAD INVASORES DE LOS MISMOS TERRENOS, Y ESTÁN EXPUESTOS A SER EXPULSADOS POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS, DE TODOS LOS TERRENOS QUE ELLOS OCUPAN SIN DERECHO ALGUNO EN LA POSESIÓN HEREDITARIA DE LA DESCENDENCIA ISRAELITA DE ABRAHAAM EN TIERRA SANTA.
 
EN CONCLUSIÓN, LOS JUDÍOS DEBEN TENER LA TENENCIA ABSOLUTA DE TODOS LOS TERRITORIOS QUE OCUPAN LOS PALESTINOS EN EL ESTRECHO DE GAZA.
 
LOS PALESTINOS DEBEN SER RE-UBICADOS EN LOS TERRITORIOS DE SIRIA Y DE ARABIA SAUDITA DE LOS CUALES ELLOS PROCEDEN, Y DE DONDE FUERON LLEVADOS POR LOS ROMANOS Y POR OTROS REINOS ENEMIGOS DE LOS JUDÍOS, PARA MANTENER EL DESPOJO DE LOS ISRAELITAS DE LA TIERRA DE SUS ANTEPASADOS, A QUIENES JEHOVÁH DIOS LES DIO HERENCIA EN LA TIERRA QUE MANABA LECHE Y MIEL.
 
"EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ," POR TALES RAZONES TODOS LOS HABITANTES DE LAS NACIONES DE LA TIERRA DEBEN RESPETAR EL DERECHO DE PROPIEDAD IMPRESCRIPTIBLE QUE LES ASISTE A LOS HIJOS DE ISRAEL, LOS JUDÍOS, A RECUPERAR LOS TERRITORIOS QUE SE ENCUENTRAN EN POSESIÓN POR LOS INVASORES PALESTINOS.
 
DE OTRA MANERA, ESTE LITIGIO LLEVARÁ A LA ENTERA HUMANIDAD A LA GRAN GUERRA DEL ARMAGEDÓN, EN LA CUAL GUERRA LAS NACIONES Y SUS EJÉRCITOS SE PONDRÁN EN PIE DE GUERRA CONTRA JEHOVÁH DIOS Y CONTRA SU HIJO JESUCRISTO, EL CORDERO, CUANDO ESTAS NACIONES TRATEN DE DESTRUIR A ISRAEL Y EXTERMINAR POR COMPLETO AL PUEBLO JUDÍO.
 
ENTONCES DESCENDERÁ JEHOVÁH EN SU SANTO TRONO Y TRAERÁ A SU MANO DERECHA A SU HIJO JESUCRISTO, Y ACABARÁ CON TODOS LOS IMPÍOS DE LA TIERRA, Y TRITURARÁ Y PULVERIZARÁ A TODOS LOS REINOS Y GOBIERNOS TERRESTRE, E INSTAURARÁ EL REINO DE ÉL Y DE SU HIJO JESUCRISTO, Y ESAS NACIONES QUE TRATARON DE EXTERMINAR A ISRAEL DEJARÁN DE EXISTIR, Y LOS MUERTOS POR JEHOVÁH Y POR SU HIJO JESUCRISTO SERÁN DE UN EXTREMO DE LA TIERRA AL OTRO EXTREMO, Y POR DONDE QUIERA GEMIRÁ EL TRASPASADO.
 
EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR, OIGA.